Comunidad invierte más de dos millones en labores que ayuden a prevenir incendios


EUROPA PRESS

  • La Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente ha invertido más de dos millones de euros en los tratamientos selvícolas y la realización y mantenimiento de áreas cortafuegos, fajas auxiliares y construcción de aljibes en los distintos montes de la Región.

Incendio

Todo ello “esencial” para evitar incendios, ya que estas labores preventivas ayudan también a prevenir mayores consecuencias, junto con la colaboración de la sociedad.

Igualmente, según fuentes de dicho departamento consultadas por Europa Press, la formación y el adiestramiento “es también estrictamente necesaria a la hora de atender la peligrosa tarea de lucha contra los incendios forestales”, por lo que se insiste en este ámbito para la prevención y lucha contra incendios.

Durante este año, los funcionarios que participan en el Plan han actualizado sus conocimientos orientados a la dirección de la extinción del incendio en el transcurso del ejercicio de coordinación de medios aéreos realizado en Cieza, junto con la Administración General del Estado, Junta de Andalucía y junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Unidad Militar de Emergencias (UME) el pasado mes de mayo, en paralelo a la formación continua que recibe todo el personal contratado en las Brigadas Terrestres y Helitransportadas.

MEDIO MILLAR DE EFECTIVOS EN EL PLAN INFOMUR

También hay que tener en cuenta el desarrollo del Plan de Protección Civil de Emergencia para Incendios Forestales en la Región de Murcia (Plan Infomur), que establece los protocolos de actuación de los recursos y servicios de titularidad autonómica y los que puedan ser asignados al mismo por otras Administraciones Públicas, con el fin de proteger a las personas, los bienes y el medio ambiente.

Se trata, dice la Consejería, de “un plan de coordinación y prevención que se extiende a todo el año”. Para ello, se establecen tres épocas de peligro de incendios forestales: alto, medio y bajo, en función de la evolución del riesgo y de la vulnerabilidad.

La época de peligro alto comprende entre el 1 de junio y el 30 de septiembre. La alerta y disponibilidad de medios, así como el despliegue de los mismos, es máximo. Por otro lado, la época de peligro medio tiene dos periodos de tiempo, entre el 1 de abril y el 31 de mayo y del 1 al 31 de octubre; y por último la época de peligro bajo, del 1 de noviembre y el 31 de marzo.

El dispositivo del Plan Infomur para la época de peligro alto está integrado por más de 500 personas diarias, dedicadas a tareas de vigilancia, extinción o coordinación.

En concreto, cuenta con una veintena de puestos de vigilancia fija, el helicóptero con capacidad de transmisión de imágenes (Acovi), 19 brigadas forestales de defensa contra incendios, cuatro brigadas de intervención rápida, tres helicópteros con sus respectivas brigadas helitransportadas, seis brigadas municipales de pronto auxilio y un helicóptero bombardero.

Además del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia y de los servicios municipales de los ayuntamientos de Murcia y Cartagena y el dispositivo de coordinación, formado por 75 personas estarán dedicadas a la coordinación.

El dispositivo del Plan Infomur supone una inversión de la Comunidad de más de 12 millones de euros, de los que 9 millones los aporta la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente y, el resto, la Consejería de Presidencia y Fomento.

Igualmente, el dispositivo de prevención de incendios también se realiza desde el aire. El Plan integra distintas aeronaves a las tareas de prevención y emergencias y de ellas destaca la aeronave Acovi, que vigila desde el cielo la masa forestal de la Región y, en su caso, avisa al Centro de Coordinación de Emergencias de las posibles incidencias.

Es un recurso que forma parte del Grupo de Detección y Aviso del referido Plan y tiene como funciones descubrir focos o indicios de posibles incendios forestales; vigilancia de las zonas, al objeto de disuadir a los causantes de posibles focos de incendios; control de visitantes; localizar geográficamente los focos detectados, señalizar el acceso al área del incendio, comunicar rápida y eficazmente la información al Centro de Coordinación de Emergencias 1-1-2 y tomar imágenes en tiempo real de la evolución del incendio y desarrollo de la extinción y enviarlas al Centro de Coordinación, director de Extinción y Unidad Móvil de Mando.

A diario, el Acovi realiza una ruta de vigilancia en el horario y en las zonas de mayor riesgo de incendios forestales o cuando acontezcan otras circunstancias especiales.

El helicóptero que realiza el servicio es un modelo Bell 206 Jet Ranger, con capacidad para cinco personas. A diario vuela tripulación compuesta por dos pilotos (de los que uno hace de operador de cámara). Durante fases de la época de peligro alto se incorpora un técnico contratado por la Dirección General de Medio Natural, que ejerce de coordinador aéreo y asistente del Director de Extinción.

La aeronave cuenta con dos cámaras. Una de ellas es un domo giroestabilizado con cámara infrarroja sincronizada en zoom con cámara en color, instalado en el morro del helicóptero, que ofrece visión térmica y tiene una capacidad de giro de 360 grados. La otra cámara es manual de alta definición para captura y procesado de videos.

Además, cuenta con sistema de transmisión de imágenes que, mediante aplicación web, permite recibir imágenes en tiempo real y posicionadas sobre cartografía de distintas capas. Este sistema ofrece la posibilidad de recogerlas a través de los smartphones vinculados a los directores técnicos de extinción.

BALANCE 2016

Durante la época de peligro alto del Plan Infomur del año pasado (junio-septiembre de 2016) se contabilizaron un total de 50 incendios forestales, que calcinaron 328,76 hectáreas de terreno.

Ello supuso un notable descenso respecto al mismo período del año anterior, en el que 72 incendios quemaron 628 hectáreas de terreno forestal.

De los 50 fuegos forestales, 43 fuegos (86%) fueron extinguidos antes de superar la hectárea de terreno, por lo que son considerados conatos, gracias a las labores preventivas de la Comunidad y a la profesionalidad y eficacia de los medios humanos del Plan Infomur.

Previous Bases del TIII Concurso de poesía y relato corto “Educando contra la violencia”
Next Los médicos estéticos aconsejan disfrutar de la amplia variedad de tratamientos de verano en manos de expertos