La Comunidad delimita el origen intencionado de los incendios ocurridos en Calasparra y Moratalla el fin de semana


EUROPA PRESS

  • MURCIA, 24 (EUROPA PRESS)

Investigando incendio

Agentes de la Brigada de Investigación de Delitos Ambientales (Brida) de la Comunidad Autónoma han delimitado las tres zonas de origen de los incendios de la sierra de San Miguel, en Calasparra; y de Cañaverosa y Architana, en Moratalla, todos ellos ocurridos este fin de semana y que fueron provocados. También han sido provocados los fuegos que tuvieron lugar en la Sierra del Puerto de Calasparra y que la intervención de los efectivos del Plan Infomur dejaron en conato.

En las tres zonas delimitadas y donde comenzaron las llamas se han encontrado evidencias claras de que fueron provocados. De hecho, los expertos de la Brida indican que “están completamente desestimadas las causas naturales, accidentales o negligencias. Se mantiene la intencionalidad del inicio del fuego en todos los casos”, según ha indicado la directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro.

La directora general ha señalado asimismo que “los expertos de la Brigada de Investigación de Delitos Ambientales contrastan que solo la aplicación intencionada de una fuente de calor directa sobre la vegetación parece ser el motivo de estos incendios”.

En los tres puntos de inicio de los mismos se han recogido distintas pruebas con el objetivo de contribuir el esclarecimiento de los hechos y facilitar los informes destinados al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), “con el fin de detener y poner a disposición judicial al responsable o responsables”, dijo Rosauro.

Hay que recordar que el primero de los incendios se originó en la Sierra de San Miguel, el viernes a las 20.36 horas; y el sábado, entre las 21.45 y las 22.15 horas, se originaron otros tres incendios que afectan a Calasparra y Moratalla.

En estos han actuado hasta 140 efectivos, fundamentalmente por medios terrestres, entre bomberos del Consorcio de Extinción, brigadistas, Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil.

En estas labores de extinción también participaron tres helicópteros de la Comunidad y un Kamov del Ministerio de Medio Ambiente. La rápida intervención de los efectivos fue decisiva para que pudieran darse por extinguidos en apenas 48 horas.

De estos incendios, el más importante por superficie afectada ha sido el de San Miguel, con 13,5 hectáreas; seguido por el de Cañaverosa-El Campillo (11,8 hectáreas), Architana (1,5 hectáreas) y Estación de Calasparra, que se quedó en un conato.

Previous Podemos apoya la petición de los ambientólogos de Murcia de crear su propio colegio profesional
Next Atendidas dos personas afectadas por quemaduras leves en el incendio de un concesionario en Cartagena