La Comunidad destina 5,4 millones para que los ayuntamientos formen y empleen a 400 desempleados


EUROPA PRESS

  • MURCIA, 21 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Empleo, Universidades y Empresa, a través del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), ha destinado 5.400.000 de

euros para subvencionar una nueva convocatoria de programas mixtos de empleo y formación, que permitirá a 400 desempleados aprender un oficio combinando clases teóricas y experiencia laboral remunerada realizando obras o servicios de interés social en los municipios de la Región.

De esta manera, tras la publicación de esta convocatoria en el BORM, las entidades locales tienen hasta el 20 de septiembre para solicitar estas ayudas que, con la finalidad de facilitar la inserción laboral de las personas en paro, se articulan en dos programas diferentes: uno dirigido a desempleados menores de 25 años y otro específico para parados de entre 25 y 54 años.

El consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, ha subrayado la utilidad de estos programas, que “permiten a los desempleados alcanzar la profesionalización y adquisición de experiencia necesarias para poder acceder al mercado laboral, al tiempo que participan en actividades que redundan en beneficio de su municipio”.

Estos programas, cuya duración oscila entre los nueve y los doce meses, abarcan una amplia variedad de especialidades en sectores del ámbito local en los que se detecta que existe demanda de profesionales como, por ejemplo, la de mantenimiento de zonas verdes, dinamización de actividades de tiempo libre, atención sociosanitaria a personas dependientes y operaciones básicas de restaurante y bar, entre otros.

En una primera fase, los alumnos-trabajadores reciben formación teórica sobre la especialidad para la que se forman, para pasar posteriormente a la parte práctica del programa, la de mayor duración, y en la que son contratados por las entidades locales para desarrollar proyectos de interés social relacionados con su formación.

Los participantes, prioritariamente parados de larga duración, serán buscadores activos de empleo y contarán con un itinerario personalizado de inserción marcado por los respectivos orientadores en sus oficinas del SEF. Los perfiles de estos jóvenes tendrán en común la necesidad de mejorar su cualificación para poder estar en disposición de acceder al mercado laboral.

FORMACIÓN ACREDITADA

Una vez concluido el período de formación, los alumnos tienen la oportunidad de obtener un certificado de profesionalidad, con validez en todo el territorio nacional, con el que pueden acreditar las competencias profesionales adquiridas durante los meses de formación y trabajo efectivo, lo que incrementa sus opciones de encontrar trabajo.

En este sentido, Hernández ha insistido en la importancia actual de contar con un certificado de profesionalidad, “porque nuestro objetivo no es que las personas en situación de desempleo salgan durante unos meses del paro, lo que pretendemos es brindarles una formación acreditada que les facilite permanecer en el mercado de trabajo”.

Asimismo, los participantes van a complementar su formación con clases de prevención de riesgos laborales, charlas sobre recursos de búsqueda y mejora de empleo y también autoempleo. A este respecto, el consejero ha recordado que “siendo el fin de estos programas la inserción laboral de sus participantes, no podemos olvidar que existe una parte del alumnado con un alto interés por acceder al mercado laboral por cuenta propia”.

Previous Agotados los abonos para el 48 Festival de Teatro, Música y Danza de San Javier
Next Equipos multidisciplinares realizarán una diagnosis técnica del estado de conservación de los edificios de La Paz