Scrats pide, en base a un informe, nuevos trasvases para el Sureste español y apoyo social y político


EUROPA PRESS

  • MURCIA, 24 (EUROPA PRESS)

Los regantes del Acueducto Tajo Segura (Scrats) vuelven a pedir, en base a un informe realizado por una consultora externa, nuevos trasvases para el Sureste español desde el Duero, Tajo o el Ebro como única medida para acabar con el déficit hídrico.

Y es que el informe, “destinado al análisis de soluciones para el aporte de recursos complementarios” en la búsqueda de soluciones “viables” para paliar el déficit de agua en “una de las zonas agrícolas más productivas y desarrolladas del país”, señala que “ninguna de las propuestas que se desarrollan dentro del ámbito de la cuenca del Segura tiene capacidad por sí sola para resolver el problema”.

La única propuesta que puede aportar un volumen significativo es el incremento de la producción de las desalinizadoras existentes en Torrevieja, Valdelentisco y Águilas, “pero esto tiene contraindicaciones, como el coste excesivo, su difícil regulación, una baja mineralización o el ex ceso de boro”.

Por lo que “ni la mejora de la eficiencia de regadíos dentro de la Demarcación ni la asignación de recursos regulados en los embalses de laminación pueden contribuir a resolver el problema”. La extracción de pozos o las cesiones de derechos “pueden paliar el problema a corto plazo, pero no solucionan el déficit estructural de la cuenca”.

Así lo ha explicado su presidente, Lucas Jiménez, quien, tras reunirse la Junta de Gobierno del Sindicato, ha alertado que el acueducto Tajo-Segura “afronta la peor crisis de agua de su historia”, y ha querido dejar claro que “la riqueza socioeconómica generada por la llamada ‘huerta de Europa’ está en riesgo”.

Entre las conclusiones fuera de la cuenca del Segura mencionadas en el estudio, se habla de “la multitud de alternativas basadas en agua procedente de la cesión de recursos de cuencas hidrográficas limítrofes, de derivación en precario de recursos asignados temporalmente ociosos y del trasvase de recursos excedentarios de otras cuencas hidrográficas”.

Añade que “hay viabilidad técnica, ambiental y económica, pudiendo en principio trasvasarse recursos suficientes desde cualquiera de las grandes cuencas peninsulares”, mencionando con nombres y apellidos” el Duero, Tajo y Ebro, “con abundantes caudales fluyentes”.

Otra de las conclusiones, es solicitar a la Administración que proceda a la “clarificación y regulación del procedimiento administrativo a seguir para la autorización de los contratos de cesión entre usuarios de diversas cuencas hidrográficas”, así como los criterios sobre tarifas de agua desalada.

El estudio habla que el volumen objetivo a conseguir es del orden de 500 hm3/año, aconsejando que se planteen las soluciones bajo el enfoque de abordar el problema conjunto de todas las áreas deficitarias y no solo de las zonas afectadas por el acueducto Tajo-Segura. Aunque en todo momento, indica que corresponde a la Administración el estudio e impulso de las actuaciones.

Tras lo que los regantes del acueducto Tajo-Segura solicitan el apoyo social y político de la Región, que esperan se alcance con el Pacto Regional del Agua, y vuelven a hacer mención a la necesidad de un Pacto Nacional del Agua, “en el que figure la solución al déficit estructural del acueducto Tajo-Segura”.

El Sindicato hará entrega al Ministerio de Agricultura para su toma en consideración “y solicitarle que lidere activamente la puesta en marcha de las solucione que estime mejores, para que sean una realidad lo antes posible”.

APOYO SOCIAL Y POLÍTICO

Los usuarios tradicionales y los del trasvase Tajo-Segura han pedido que se les tenga, además, en cuenta en el desarrollo y tramitación del Pacto Regional del Agua “como principales implicados”.

En este sentido, el consejero de Agricultura, Agua, Ganadería y Pesca, Francisco Jódar, ha asegurado que escucharán a los regantes y agricultores, “esencial”, tras lo que ha señalado que está de acuerdo con cada una de sus propuestas, “hay que profundizar en todos los temas, para aprovechar al máximo el agua”, así ha hecho mención al uso eficiente, la modernización de regadíos y avanzar en la desanilización, pero “es absolutamente necesario llevar el agua de donde sobra a donde falte”.

Por lo que ha manifestado Francisco Jódar, “un trasvase es absolutamente fundamental para solucionar el problema hídrico de la Región” y “estamos de acuerdo, desde el principio hasta el final, en lo manifestado por el Sindicato”.

Por último, el presidente del Sindicato Central de Regantes Scrats ha lamentado las recientes declaraciones de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, indicando que “los que tienen limitaciones en el agua de riego son los regantes del Duero. En el Levante, aunque llevamos tres campañas de sequía, hay que decir que se ha hecho una buena gestión”.

Así ha pedido al Ministerio “más mimo y tacto” en futuras declaraciones, recordando que “estamos a cero, somos un enfermo con medidas paliativas”. Así ha indicado que “resolver el problema hídrico de estas regiones supone fomentar un modelo productivo que funciona de mayoría y reporta grandes beneficios al conjunto del país”.

Al tiempo que Lucas Jiménez ha destacado “la oposición permanente” de Castilla La-Mancha a la palabra ‘trasvase’ “sobre todo si va dirigido a estas zonas del Sureste”. A su juicio, “están interpretando su papel, tenga o no sentido de ser; que no lo tiene”.

Previous Cano exige "solidaridad" al Gobierno de Castilla-La Mancha, "ya que no queremos quedarnos con nada de nadie"
Next Sanitarios atienden y trasladan hombre herido al precipitarse con su vehículo por un puente en Campos del Río.